Iglesia de Santa María la Antigua

La Iglesia de Santa María de la Antigua de Valladolid se ubica en pleno corazón de la capital castellana. Esta iglesia del S.XI es uno de los monumentos mas emblemáticos de la ciudad, y fue declarada monumento nacional en 1897.

La entrada es gratuita y los horarios de visita son antes o después de las misas, que van desde las 8:30 a 10:00 mañanas y de 18:30 a 20:00 tardes.

Historia

La Iglesia de Santa María de la Antigua se erige sobre restos romanos. Los primeros testimonios de su existencia se remontan a 1088 (S.XI) , siendo por lo tanto anterior a la fundación de la Colegiata de Santa María la Mayor (1095), por lo que se cree que probablemente de ahí provenga lo de “La Antigua“.

               Biblioteca Digital Hispánica: Manuscrito “Historia de La muy Noble Y muy Leal Ciudad de Valladolid”                                                                          Autores: Ventura Pérez y Luis de Usoz y Río. Grabado de 1796

Se atribuye el mandato de su construcción al conde Pedro Ansúrez, repoblador y señor de la ciudad vallisoletana. De este primitivo templo no se conserva nada. Las partes más antiguas que se conservan del templo son de finales del XII o principios del XIII, y son la torre y la galería porticada, situada al norte del edificio. Ambas son de estilo románico.

El resto del templo fue reformado y ampliado a mediados del S.XIV bajo el reinado de Alfonso XI de Castilla, siguiendo el estilo gótico, con importante influencia de la catedral Santa María de Burgos.

Dado su lugar de construcción, al lado de un ramal del río Esgueva y su deficiente cimentación, ha sufrido varias reformas y ampliaciones, aparte de las ya mencionadas. En el S.XV se reformaron el coro alto y la portada. A mediados del S.XVI, ante la amenaza de desplome, se plantean nuevos sistemas de empujes y contrafuertes para estabilizar el templo.

                                    Biblioteca digital de Castilla y León: Litografía 1861, autor Parcerisa,F.J.

A finales del S.XIX el edificio causa ruina inminente, se le declara monumento nacional en 1897 y es en 1900 cuando se obtienen fondos para comenzar su restauración. Es tal el estado ruinoso del edificio, que, tras el paso de varios directores de obra y  la escasez de fondos, en 1908 se cierra al culto.

En 1911 se realiza un nuevo informe en el que se recomienda derribar las naves y el crucero, además de todas las edificaciones adosadas al templo, salvo ábsides, la torre y la galería porticada. En 1917 se iniciaron las obras y se terminaron a principios de la década de los 50. La reconstrucción se realiza a la manera neogótica, respetando casi al cien por cien su morfología original. En 1952 la iglesia se abrió de nuevo al culto.

Qué ver

Una de las cosas que más hace destacar a la Iglesia de Santa María de la Antigua es su emplazamiento. Una explanada ligeramente elevada en la que la iglesia es la única protagonista. Lo primero que nos fijamos es en su esbelta torre de 4 pisos rematada por un tejado de forma piramidal. En los 3 pisos superiores se abren una serie de ventanas, que poseen arcos de medio punto sobre columnillas con capiteles de tema vegetal o geométrico.

La galería porticada que se halla en al costado norte, nos muestra 14 arcos de medio punto, separados en 3 tramos por contrafuertes de aire cisterciense. Llamativa es la situación de este pórtico al norte, ya que la mayoría de iglesias porticadas del románico castellano tienden a orientarse al sur, y en algunos casos excepcionales, remontan al muro de los pies para continuar por el costado norte. La explicación se podría encontrar, que al discurrir un ramal del río Esgueva al lado del templo por su cara norte, el pórtico se pudo concebir como un mirador sobre el curso fluvial. El resto del templo es de estilo gótico, destacando las gárgolas, algunas de ellas originales.

Hoy en día, el interior de La Antigua está sin muchas de las obras de arte que albergaba. La principal, el magnífico retablo de Juan de Juni (S.XVI) fue trasladado a la catedral durante la restauración, y aún sigue allí. Encontramos dos pequeños retablos dedicados a San Roque y a Nuestra Señora de los Ángeles.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Las tres naves que componen el templo quedan separadas por esbeltos pilares cilíndricos a los que se adosan 8 columnillas, estas tienen capiteles con temas vegetales, animales o personas.

 

 

 

 

 

 

 

Todas las ventanas tienen vidrieras realizadas en el S.XX siguiendo modelos antiguos, los rosetones con tracería a base de círculos nos recuerdan el rosetón occidental de la catedral de Burgos.

Curiosidades de La Antigua

La primera curiosidad de La Antigua hace referencia a la cruz que hay frente al templo. Esta cruz de piedra barroca señala el centro del cementerio donde se enterraba a los pobres de la parroquia y los que fallecían en el próximo hospital de Santa María de Esgueva. Este cementerio tenía la fama de disolver un cuerpo en un solo día, se tenía la creencia que su tierra procedía de extrañas regiones. Esta tradición fue recogida por Quevedo en “Historia de la vida del Buscón”, que en el capitulo segundo del libro segundo dice:

“Dios es mi padre, que no come un cuerpo más presto el montón de la Antigua de Valladolid que le deshace en veinticuatro horas, que yo despaché el ordinario…”

Otra curiosidad poco común, hace referencia a una de las edificaciones adosadas al templo, desaparecidas tras la ultima restauración, la casa de las mujeres emparedadas. A esta casa llegaban las mujeres que decidían hacer “voto de tinieblas“, se emparedaban en vida, por diferentes motivos, para vivir el resto de sus vidas dedicadas a la oración y la lectura, con el único contacto con el exterior por una pequeña ventana, por donde recibían bebida y comida, y se comunicaban con la gente.

Otra tradición nos habla de que Armengol, conde de Urgel y yerno del conde Ansúrez, arrancó las aldabas de las puertas de la ciudad de Córdoba, bajo poder musulmán, y las ordenó poner en las de La Antigua. Y para terminar, mencionaremos a la Virgen de la Zarza, la cual, según la leyenda, fue encontrada en la construcción del primitivo templo en 1096 entre unas zarzas.

Fotos: Luis Pasalodos

Fuentes: Wikipedia, http://www.arteguias.com, http://www.provinciadevalladolid.com, Valladolid desaparecido(facebook), Libro: Rincones con fantasma (Autor Juan Carlos Urueña Paredes)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s