Cementerio de Sad Hill

El ficticio cementerio de Sad Hill se encuentra ubicado dentro del termino municipal de Santo Domingo de Silos, en Burgos, ubicado dentro del paraje conocido como el Valle de la Mirandilla, uno de los valles más apartados y bonitos de la provincia.

El acceso al cementerio de Sad Hill en coche desde Santo Domingo de Silos es bastante complicado si no es un todoterreno, por lo que es mejor realizarlo desde la vecina localidad de Contreras. La distancia de estas dos localidades al cementerio es de unos 3 Km, por lo que se puede ir andando o en bici.

Historia

El cementerio de Sad Hill se construye para rodar la última escena de la película “El bueno, el feo y el malo” de Sergio Leone, en la que Clint Eastwood, Eli Wallach y Lee Van Cleef llegan al cementerio buscando un botín de 200.000 dólares que se esconde en una de las tumbas y donde se produce el mítico duelo entre los tres.

Fotograma de la película

Este magnífico decorado cinematográfico está emplazado en el Valle de la Mirandilla, por su similitud con los escenarios naturales de Nuevo México y del Río Grande en la zona de Santa Fé.

Construido en el verano de 1966 en apenas 3 días por 250 militares del Ejército Español y siguiendo los diseños del escenógrafo Carlo Simi, recrea un cementerio militar circular, compuesto por 5000 tumbas que rodean una plaza central empedrada.

Tras la película, el cementerio queda abandonado y olvidado, y así permaneció durante 49 años, hasta que en 2015 un grupo de personas decide restaurarlo, creando la Asociación Cultural Sad Hill. De forma totalmente desinteresada y con una enorme tarea por delante, buscaron ayuda a través de la redes sociales, organizando jornadas para ayudar en la restauración, y para conseguir fondos, lanzaron la original idea de “apadrinar” una tumba, a la cual ponían el nombre del donante. Todo este proceso de redescubrimiento y restauración ha quedado reflejado en un emotivo e interesante documental titulado “Desenterrando Sad Hill”, que estuvo nominado a la mejor película documental en la 33 edición de los premios Goya y que se puede ver en distintas plataformas de pago, como Netflix.

Qué ver

Llegamos al cementerio de Sad Hill desde cualquiera de las dos localidades mencionadas antes y nos encontramos un aparcamiento de tierra, con una valla de madera impidiendo que los coches se acerquen más para conservar el entorno. En la puerta de acceso encontramos una serie de carteles y una escultura conmemorativa.

 

 

 

 

 

 

En el pequeño paseo que nos lleva al cementerio, encontramos un panel explicativo de la historia y características del cementerio.

La llegada al cementerio de Sad Hill nos la anuncia un cartel y una escultura con la inconfundible silueta de Clint Eastwood, y ahí está Sad Hill, miles de tumbas en círculos concéntricos sobre la mítica plaza central. No hace falta ser un fan de la película, para apreciar el lugar, aunque si lo eres, mucho mejor.

El árbol, la tumba del botín y la misma plaza empedrada que pisaron los personajes, andar entre las tumbas con los nombres de todas las personas que de una u otra forma han colaborado en la restauración del lugar, o tumbas de nombres conocidos que han tenido alguna vinculación, directa o indirecta con la película, como por ejemplo el grupo Metallica, te hace respetar el sitio cual si de un monumento histórico se tratara.

Fotograma de la pelicula

Un lugar diferente, que si nos encontramos por la zona recomendamos visitar, eso sí, vean antes la película.

Fuentes: http://www.acsadhill.es

Fotos: Luis Pasalodos y Laura Izquierdo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s